Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 27 de marzo de 2010

EL UNIVERSAL. “Nos preparamos para subir a un ovni”



Creyentes de la vida extraterrestre asistieron a una “cumbre mundial”, tan lucrativa como extravagante.

NATALIA GÓMEZ QUINTERO
EL UNIVERSAL
VIERNES 26 DE MARZO DE 2010

Lo dice con seriedad: “Nos preparamos para subir a las naves”. Y como parte de sus preparativos, María de los Ángeles Jiménez no repara en gastos. Ha invertido 4 mil 800 pesos para asistir junto con su esposo Luis Felipe Vázquez y su hijo Luis Ángel, de 17 años, a la Cumbre Mundial del Ovni 2012.

La cita ha sido el 19 de marzo, y a lo largo de tres días, en el World Trade Center (WTC), sede habitual de exposiciones de negocios en la Ciudad de México. Apenas es medio día y la fila de los interesados en los objetos voladores no identificados aguarda con tres horas de anticipación la apretura del evento.

María de los Ángeles ha venido de Morelia. Otros llegaron de Puebla, del Estado de México, de Jalisco... Los organizadores hacen cuentas de inmediato. Para su sorpresa -y gusto- calculan que, durante la inauguración, se han reunido aproximadamente 900 personas y 47 medios de comunicación.

Es un público conocedor, cautivo. Para pocos es su primera vez. Entre los veteranos está Alejandra Solís Ugalde, quien lleva a su hija Ingrid de nueve años. “Esta es la tercera ocasión que vengo a eventos de este tipo; me impactan los sucesos y las evidencias presentadas”, comenta.

Esta madre dice traer a su hija para iniciarla en el conocimiento del fenómeno de “sus hermanos extraterrestres”.

“No he tenido oportunidad de ver Ovnis, pero creo en la existencia de personas inteligentes”, dice Alejandra, quien se reconoce como católica decepcionada de que, según ella, su religión no acepte existencia de vida fuera de la Tierra.

Ella y su hija acaban de salir de la inauguración del evento donde Jaime Maussan, una de las figuras más esperadas por su trayectoria como investigador y conductor del programa de televisión Tercer Milenio, habló de los cambios que se avecinan para 2012.

“No se trata de la destrucción del mundo, sino de la construcción de una sociedad cósmica con valores”, señalaba Maussan en su conferencia mientras al fondo, sobre una pantalla gigante, se mostraban las catástrofes naturales de los últimos años. Desde el tsunami en Tailandia hasta el terremoto en Chile del pasado 27 de febrero.

A esas imágenes les seguían las llamadas “agroseñales” o figuras geométricas encontradas en campos de trigo de Inglaterra. Algunas figuras parecen símbolos mayas, una civilización que predijo el fin del ciclo cósmico en 2012. “¿Estas son señales?, no lo sé, cada quien lo interpreta, pero ahí están las evidencias”, decía Jaime Maussan.

María de los Ángeles sabe de esas señales y de lo que pasará con la humanidad. “El 22 de diciembre de 2012, a las 12 del día, habrá un cambio de dimensión. Una luz no vista antes traerá el cambio. No será el fin del mundo sino el nacimiento de uno nuevo más justo”.

“Vendrán los arcángeles, los seres extraterrestres y quitarán de la humanidad todo el mal y la destrucción; nos llevarán en sus naves, pero para poder entrar a esa nueva dimensión debemos ser buenos, transformarnos y dejar de comer carne”, afirma María de lo Ángeles.

Especialistas interplanetarios

Indispensable es escuchar a los 14 expositores internacionales y 16 nacionales convocados a este “magno” evento en el que la familia de Luis Ángel parece fijada con pegamento en los primeros asientos de la sala de conferencias. Desde ahí tienen una buena vista y la posibilidad de estar muy cerca de los conocedores.

Ellos escuchan a Nick Pope, quien dice afirmaciones que no son extrañas para los asistentes, pero que para alguien no acostumbrado a este tema podrían resultar reveladoras: “Estamos a punto de que la civilización humana identifique las señales alienígenas y cambie la forma de pensar acerca del universo, pues ya existen informes gubernamentales que hablan de los Ovnis”.

Pope, quien por más de 20 años trabajó en el Ministerio de Defensa del gobierno británico y estuvo a cargo de un proyecto dedicado a los Ovnis, bajo la dirección de ese país, es la voz acreditada de la exopolítica, es decir, del estudio de los aspectos políticos de la interacción entre posibles civilizaciones extraterrestres y la civilización humana.

En la sala todo es atención, pero en los pasillos, afuera del aula de conferencias, los pocos stands muestran la mercadotecnia del fenómeno Ovni en revistas, libros, videos, y también a patrocinadores, como una marca de motocicletas.

Ahí hay un espacio más para el club naturista Alecos y para la Tintura del Dr. Javier A. Gómez, una sustancia líquida a base de hierbas que, se afirma, desintoxica todo el organismo. También está presente el Centro de Adopción Ángeles Peludos, que rescata perros y busca un hogar para ellos, así como las tiendas que venden telescopios e información sobre metafísica y meteoritos.

Y no falta el chamán que hace limpias frente al escenario, mientras pronostica que el fin llegará en 2012, e iluminados como el joven pastor Carlos Rodrigo de la Rosa, quien trata de “llevar a Jesucristo a los corazones de las personas”. Al chico lo han sacado, pero tres veces más se coló para predicar la palabra de Dios.

De rato en rato también se puede ver a Maussan en los recesos de la cumbre. Como todo una celebridad de nuestra vía láctea, es perseguido por sus fans que buscan abrazarlo, tomarse una fotografía y obtener un autógrafo.

Ovnis sobre la colonia Nápoles

A las calles de la colonia Nápoles, afuera del WTC, sale la euforia de la Cumbre Mundial Ovni 2012. Durante los tres días, los asistentes aseguran que unos puntitos luminosos en el cielo aparecidos en indistintas horas, son Ovnis.

“Sabían que hablábamos de ellos y se hicieron presentes”, concluye con aire de sabio Luis Ortiz Oscoy, expositor y estudioso del fenómeno Ovni.

“Eran una luces pero se veían muy a lo lejos. Es pura sugestión”, reflexiona Adrián Arroyo, un diseñador gráfico que, por estar en la calle vendiendo figuras de extraterrestres junto con su compañero Ernesto Velázquez, pudo ver la reacción de la gente.

Estas “señales” roban no más de dos horas a los asistentes, quienes regresan a la sala de conferencias con la intención de no perderse a los especialistas.

Uno de ellos es el que dice que habla con Jesús. Vino a la Ciudad de México para dar el “mensaje divino” y lo hace: “Jesucristo me ha dicho que, antes que decirse cristianos, quiere que lleven a cabo obras buenas, obras cristianas”.

Es el estigmatizado, al que le salieron en las manos y en pies las llagas de Jesús crucificado. Es el italiano Giorgio Bongiovanni, al que todos en la Cumbre Mundial del Ovni 2012 esperaban.
El italiano asegura que los gobiernos no quieren aceptar la realidad de la existencia de extraterrestres o la ocultan porque no aceptan que ellos, “nuestros hermanos”, podrían aniquilar las enfermedades, la destrucción, las catástrofes, el narcotráfico, los crímenes...

Pero Bongiovanni, que siempre lleva descubiertas las manos y sus estigmas, recuerda la profecía: “Él establecerá una nueva era, la cuarta dimensión, será el reino de Dios. No se pretende crear una nueva iglesia o que sigan a Giorgio, sino cambiar, estar en armonía con la naturaleza y con sus semejantes, porque por sus obras serán juzgados”.

En esta ocasión el estigmatizado no trae marcada la cruz en su frente, una característica registrada en fotografías como la del programa de la Cumbre Mundial. “Me aparece sólo con algunos días o semanas de anticipación a ciertas catástrofes”, explica Bongiovanni, con una imagen de fondo en la pantalla con el rostro de Jesucristo.

Quien sí trae marcada la cruz es Elizabeth Sánchez, una mexicana que también exhibe estigmas y quien dice hablar con la mismísima virgen de Guadalupe. “Su mensaje es de fe, amen a Dios, porque pronto habrá una señal, un arcoiris que se verá en todo el mundo anunciando la venida de los arcángeles y la renovación de hombres y mujeres”.

“Me ha pedido que comunique a México su tristeza por el aborto que corta la vida de seres inocentes”, dice. La “mensajera divina” asegura que la virgen tiene un reconocimiento especial para Jaime Maussan porque ha cumplido con el papel que le ha encomendado.

“Eso si no lo creí”, dice Alberto Lazcano, un joven de 14 años. María de los Ángeles, por el contrario, asegura, como dijo la estigmatizada, que Maussan tenía una misión importante en este mundo. Al término de la intervención de Elizabeth, hombres, mujeres y niños la rodean para recibir su bendición.

Y ahí está, como siempre, María de los Ángeles su esposo y su hijo, conmovidos de manera especial por esa mujer vestida de blanco, quien cubre con guantes sus estigmas. La familia dice que se lleva mucho conocimiento y también fotografías, libros y hasta un telescopio de mil 500 pesos para poder contemplar, desde la comodidad de su azotea, la llegada de las naves que, según ellos, los trasladarán a nuevos mundos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario